Díaz-Canel se alegra por la llegada de gasolina iraní a Venezuela

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel celebró en la red social Twitter la llegada a Venezuela del primer buque iraní cargado de gasolina, una supuesta ayuda de la nación persaal régimen de Nicolás Maduro, quien intenta sortear la grave crisis energética que atraviesa el país. 

«Llega a Venezuela el primero de cinco buques iraníes con combustible, rompiendo bloqueo inaceptable y criminal. #VivaLaSolidaridad entre los pueblos. #SomosCuba», expresó el mandatario en la plataforma de microblogging y colgó un artículo publicado el sábado por el sitio oficialista Cubadebate.

El buque cisterna Fortune, que arribó a costas venezolanas el sábado, es el primero de cinco barcos de gasolina enviados por IRAN

al gobierno del régimen de Nicolás Maduro. Al entrar en aguas territoriales fue escoltado hasta la refinería El Palito, en el estado de Carabobo, por barcos y aviones de la Fuerza Armada. 

Las cuatro embarcaciones restantes, Forest, Faxon, Petunia y Clavel, llegarán durante esta semana a la nación suramericana, que hace unos años era una de las principales productoras de crudo a nivel mundial, y que ahora se ve afectada por el desabastecimiento de combustible.

La prensa oficialista de Cuba, un viejo aliado del régimen chavista, dijo que esta situación que antes resultaba impensable en un país donde la gasolina era más barata que el agua se debe «a las ilegales sanciones impuestas por la Casa Blanca» al gobierno de Maduro. 

Cuba fue una de las naciones latinoamericanas más beneficiadas de la epoca de bonaza del petroleo venezolanodurante las últimas dos décadas.

El suministro de combustible a la isla por parte del expresidente Hugo Chávez, y más tarde por su sucesor, Nicolás Maduro, fue tal que la nación caribeña podía abastecerse e incluso vender «el sobrante». 

Con la crisis que hay actualmente en Venezuela no queda claro si parte de esa gasolina enviada por Irán podría llegar a Cuba. Sin embargo,varios medios de prensa han informado que un buque cubano llamado Petion, que navega bajo la bandera de Panamá, zarpó el 21 de mayo desde la isla caribeña y atracó este lunes en El Palito, en Carabobo, justo donde fue descargado el combustible iraní.

Esta información podría explicar el repentino entusiasmo de Díaz-Canel en La Habana dos días después de la llegada del buque a Venezuela. 

El Petión fue visto en territorio venezolano y se cree que el Fortune hará un traspaso de combustible al tanquero cubano, el cual prevé regresar a Matanzas para surtir de gasolina a la isla caribeña. 

Irán está suministrando alrededor de 1.53 millones de barriles de combustible a Venezuela, de acuerdo con información de ambos gobiernos, fuentes y cálculos realizados por TankerTrackers.com en base a los niveles de calado de los buques, señaló el viernes la agencia Reuters.

Las embarcaciones han causado un enfrentamiento diplomático entre Irán, Venezuela y Estados Unidos ya que los dos primeros países fueron sancionados por Washington, que alertó que pondría en marcha algunas medidas en respuesta a esta situación.

La Casa Blanca indicó en declaraciones a Reuters que el combustible iraní es pagado en oro.

Venezuela, país miembro de la OPEP, necesita desesperadamente combustible para alimentar hasta 1.800 estaciones de servicio que han estado parcialmente cerradas debido al pobre desempeño de las refinerías de la estatal PDVSA.

Hasta el 10 de marzo la empresa estatal solo trabajó al 10% de su capacidad conjunta de 1,3 millones de barriles por día (bpd).

Venezuela consumía 170.000 bpd de gasolina antes de las normas de confinamiento orientadas para contener el coronavirus en el país, y ya entonces tuvo a aplicar medidas de racionamiento porque el combustible no alcanzaba. 

Deja un comentario