Cubano jefe de Policía que se arrodilló durante protestas en Miami: “

El cubano René Landa, jefe del Departamento de Policía de South Miami en Florida, explicó en una entrevista las razones las razones por las que los oficiales se arrodillaron el sábado justo con los manifestantes por la muerte del afroamericano George Floyd  después de un incidente de violencia policial en Minneapolis.

“Fue un momento que tuvimos para estar reunidos todos juntos. Uno de los pastores que trabaja con nosotros quería que rezáramos”, dijo Landa. “Hubo un instante en que la gente y la policía se unió y el pastor se arrodilló y pidió que todos lo hiciéramos al mismo tiempo”, expuso.  

“De verdad que era una cosa muy fuerte”, afirmó. Landa explicó que el procedimiento de Dereck Chuavin

, el oficial que puso su rodilla sobre el cuello de Floyd por al menos 8 minutos antes de que este último falleciera, no era correcto en absoluto.

“Nosotros en el condado no usamos estas técnicas y nos entrenan para eso. Si vas a usar ese sistema de inmovilización la pierna puede ir en la espalda de la persona para arrestarla, pero cuando el momento que pasa sentamos al detenido con el fin de que respire bien”, argumentó.

Exponemos nuestra vida para que la gente pueda manifestarse y usar esa manera de hablar y decir lo que no le gusta, sin embargo, si empezamos a ver edificios incendiados y propiedades, robos y carros de policía envueltos en llamas, ya está llegando al punto en que no puede ser así”, advirtió en diálogo con Univision.

Desde 2014, Landa funge como jefe del Departamento de Policía de South Miami, y en su primer día de trabajo aseguró que su prioridad sería impulsar la eficiencia de su equipo y fortalecer la comunicación con los diferentes vecindarios para garantizar la seguridad ciudadana.

Es un honor trabajar al frente de un grupo de policías que dedica su vida a la comunidad”, dijo en una entrevista anterior. “Nuestro reto será mejorar la eficiencia y la efectividad en nuestra policía para lo cual buscaremos comunicarnos cada vez más y mejor con nuestros residentes”, comentó.

Nacido en La Habana, llegó a Miami en 1961 junto con su familia, cuando apenas contaba tres años de edad. Sus padres, René Gabriel Landa y Aurora González, abogados de profesión, dejaron la isla poco después de iniciada la revolución del fallecido dictador Fidel Castro.

Landa estudió criminología, aunque su padre quería que siguiera sus pasos y fuese abogado como él. “Pero cuando le expliqué mi vocación y pasión por la carrera policial, él respetó mi decisión”, dijo.

Después pudo ingresar al Departamento de Policía de Miami en la década de los 80, una etapa en que la violencia se desbordaba por los enfrentamientos entre bandas dedicadas al narcotráfico. En 2010, se incorporó a la policía de South Miami.

Ahora el escenario, en medio de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, se ha vuelto más complejo por la escalada de violencia que vive el país tras la muerte de Floyd. Algunos se limitan a clamar justicia, pero otros han preferido ir más lejos.

Varios policías han sido heridos de bala o atropellamientos de veiculos en la ultima jornada

 

Deja un comentario