Primer ministro: «Queremos estimular que desde la primera fase los Trabajadores por Cuenta Propia empiecen a trabajar»

El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, afirmó que los negocios por cuenta propia del país podrán abrir desde la primera etapa de recuperación por la pandemia de COVID-19. 

«Queremos estimular que desde la primera fase los Trabajadores por Cuenta Propia empiecen a trabajar», explicó el funcionario durante una comparecencia en el espacio informativo oficialista Mesa Redonda.

De acuerdo con sus declaraciones, los emprendedores cubanos no serán gravados con los mayores impuestos en un principio, sino que estos irán subiendo hasta su monto habitual de forma gradual, en dependencia de la recuperación del negocio y el nivel de ingresos.

«Pero queremos que ya abran. La población lo necesita, los servicios gastronómicos, las paladares, cafeterías, y poco a poco ir reactivando la economía en todos sus sectores», enfatizó Marrero.

Sobre las casas de renta afirmó que de momento solo podrán funcionar para el turismo nacional, pues los visitantes de otros países comenzarán a arribar al país a partir de la tercera fase de reapertura. 

Una vez que se restituya el turismo internacional, que se abran los aeropuertos, las casas de renta pueden restituir el servicio con determinados protocolos de seguridad que incluyen distanciamiento social, lavado de las manos, y la orden de notificar cualquier síntoma respitarorio que presente un visitante, explicó.

Asimismo, dijo que no se aprobarán licencias para nuevos negocios privados en esta fase.

«Pero a partir de la segunda se empezarán a dar licencias de arrendamiento a quienes lo soliciten», apuntó.

Cuba cerró sus fronteras el pasado 24 de marzo e inició medidas de confinamiento y de cierre de negocios a inicios de abril para contener el brote de coronavirus en el país

Luego de 11 días consecutivos sin muertes ocasionadas por el virus y tras el reporte de solo 8 pacientes diagnosticados positivos en el día de ayer, las autoridades anunciaron las primeras medidas para la vuelta a la normalidad. 

Hasta el momento la población del país se mantenía ajena a este proceso, pues el gobierno suele mantener en total hermetismo sus decisiones hasta último momento. 

Se estima que el coronavirus y algunos «errores del gobierno» han provocado la destrucción de 136 mil 400 empleos privados en Cuba desde marzo, mucho de los cuales no volverán a recuperarse, aseguró el economista y profesor Ángel Rodríguez Pita, que monitorea, desde La Habana, la situación de los cuentapropistas.

Deja un comentario