EL COVID19 Y EL SOCIALISMO DOS MALES QUE AFECTAN A EEUU

El presidente Trump sin duda alguna a defendido a capa y espada los valores y la libertad de este glorioso y hermoso pais. Despues de que nos afectara tanto la pandemia del covid 19 y dejara a muchas personas fallecidas y una ola de desempleados vinieron los tan comentados y populares temas raciales, donde se crean muchas manifestaciones, muchos actos violentos, maltratos a la policia, generando un caos total durante unos largos dias en nuestro glorioso y hermoso pais.

A todo esto antes mencionado se le añade la aparicion de un grupo comunista llamado Black Live Metter que promueve una supuesta discriminacion racial con el objetivo de crear el caos y el desorden publico. Este grupo comunista a confirmado tener entrenamiento en sabotear y hacer grandes masas para desestabilizar y llevar la ideas marxistas a nuestro hermoso pais. Por si fuera poco hay imagenes de fuentes confiables que revelan a la co lider de este movimiento y el dictador Nicolas Maduro trabajando juntos.

Tambien se ha comprobado la presencia de otros grupos criminales y terroristas como ANTIFA y Boogalo grupos de extrema izquierda y derecha respectivamente que se han visto participar en el desorden publico. Todo esto junto a la terrible emergencia nacional que vive el pais durante un año de elecciones presidenciales donde el socialismo y el Partido Democrata son fuertes aliados y desestabilizan al pais para ganar las elecciones el 3 de noviembre.

Siendo esto suficiente para alarmar a cada amante de la libertad y del capitalismo el señor presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, expreso su interes en derrocar al regimen comunista que empobrece y asesina a tantas personas de su propio pueblo. Para esto a propuesto publicamente un encuentro con el dictador Maduro, para negociar su salida del poder.

“Al contrario que la izquierda radical, yo SIEMPRE estaré en contra del socialismo y con el pueblo de Venezuela. ¡Mi Gobierno siempre ha estado del lado de la LIBERTAD y contra el régimen opresor de Maduro! ¡Solo me reuniría con Maduro para abordar un tema: una salida pacífica del poder!”, escribió Trump en Twitter.

Trump reaccionaba así a la entrevista que publicó este domingo el diario digital Axios, y en la que se mostró abierto a reunirse con Maduro, una posibilidad que también barajó durante la Asamblea General de la ONU de 2018, pero que no llegó a producirse.

“Quizá sí pensaría en ello. A Maduro le gustaría reunirse (conmigo). Y yo nunca me opongo a reunirme, muy pocas veces me opongo”, respondió Trump a la pregunta de si se entrevistaría con el presidente venezolano durante la entrevista, que tuvo lugar el pasado viernes.

El mandatario venezolano no tardo en responder a este mensaje y se dispone a tener un dialogo respetuoso con Trump. Estas fueron las palabras del dictador venezolano

Mi respuesta es que, así como me reuní con Biden y conversamos largamente de manera respetuosa, cosa que quedó registrada en su momento, también en el momento que sea necesario estoy dispuesto a conversar respetuosamente con el presidente Donald Trump«, dijo Maduro a la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

En la escueta declaración, Maduro apostilló que «de la misma manera» que habló con Biden en 2015, cuando era vicepresidente, lo haría con Trump.

A Guaidó lo eligieron. Yo creo que no estaba necesariamente a favor: a alguna gente le gustaba, a otra gente no. A mí me parecía bien. No creo que fuera muy significativo en ningún sentido”, agregó Trump.

El que fuera exasesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, asegura en su nuevo libro que Trump quiso retirar su apoyo al líder opositor venezolano Juan Guaidó solo 30 horas después de reconocerle como presidente interino de Venezuela por considerar que proyectaba una imagen de “niño”, frente a la “dureza” de Maduro.

Estados Unidos ya no reconoce oficialmente a Maduro como presidente de Venezuela, y el pasado marzo presentó cargos por narcoterrorismo contra ese mandatario y ofreció 15 millones de dólares por cualquier información que lleve a su captura.

A Trump le gusta negociar directamente con sus enemigos, como hizo en sus cumbres con el líder norcoreano, Kim Jong-un; pero Maduro no solo es alguien que enfrenta cargos federales en EE.UU., sino que además genera animadversión en parte de su base de votantes en Florida, estado clave para su reelección en noviembre.

La postura oficial de la Casa Blanca de Trump siempre ha sido la de rechazar cualquier diálogo directo con Maduro hasta que se “restaure la democracia” en el Estado caribeño.

Sin embargo, el propio Trump ha dejado abierta la puerta a esa posibilidad al menos en una ocasión en público, durante la Asamblea General de la ONU de septiembre de 2018, cuando ambos coincidieron en Nueva York, aunque la Casa Blanca descartó esa posibilidad unas horas más tarde.

En agosto de 2019, Trump aseguró que su Gobierno mantenía contactos con el chavismo “a muy alto nivel”, aunque no quiso aclarar si se refería a conversaciones con el considerado “número dos” del oficialismo en Venezuela, Diosdado Cabello, como apuntaron informaciones de prensa.

Deja un comentario